Negocios Fiduciarios

¿QUÉ ES?

¿Qué es una Sociedad Fiduciaria?

Las Sociedades Fiduciarias pertenecen al sector financiero y se ubican dentro de las llamadas Sociedades de Servicios Financieros, sometidas al control y vigilancia de la Superintendencia Financiera.

¿Qué es una Fiducia?

Es un contrato por medio del cual una persona llamada Fideicomitente, entrega uno o varios bienes a una Sociedad Fiduciaria para que ésta cumpla una finalidad determinada a favor del Fideicomitente o de un tercero designado por éste, llamado Beneficiario. Existen dos modalidades de fiducia: Fiducia mercantil (cuando hay transferencia de la propiedad del bien) y encargo fiduciario (cuando no hay transferencia de la propiedad)

LA FIDUCIA COMO ACTIVIDAD DE SERVICIOS FINANCIEROS

La Fiducia es un contrato por medio del cual una persona llamada Fideicomitente, entrega uno o varios bienes a una Sociedad Fiduciaria para que cumpla una finalidad determinada a favor del Fideicomitente o de un tercero designado por éste, llamado Beneficiario. El mecanismo Fiduciario es un instrumento confiable, eficiente y transparente, que ha mostrado contribuir al desarrollo del país, dado que ha participado en obras de infraestructura y proyectos de alto impacto social, los cuales, al igual que otros con la misma relevancia han sido desarrollados a través de Patrimonios Autónomos.

La Fiducia puede catalogarse como un aliado del país, del Gobierno Nacional, de las entidades territoriales, de las autoridades de control y de los mismos clientes, sean estas personas naturales, jurídicas o entidades públicas del orden nacional o territorial, para el adecuado manejo de los recursos públicos y privados que se le confían. Es una herramienta que ha mostrado sus bondades y ha sido conveniente para el desarrollo de obras de infraestructura, para el pago de subsidios de vivienda de interés social (VIS), subsidios de vivienda de interés prioritario (VIP), de pensiones, de recursos a damnificados por desastres naturales y calamidades, renovación de cafetales, recursos destinados a los planes de aguas territoriales – reforestación, programas de reestructuración de entidades a través de ley 550 (Recuperación de los Entes Territoriales) y minería, entre otras actividades. El instrumento fiduciario ofrece un amplio portafolio de productos y de alternativas que requiere el mercado, adaptándose así a las condiciones sociales y económicas de Fideicomitentes y Beneficiarios. Es evidente el crecimiento potencial del Sector, teniendo en cuenta que además del importante incremento de los activos administrados, se ha generado dinamismo y rentabilidad para los clientes y solvencia en los indicadores de la industria. De acuerdo con cifras reportadas por la Superintendencia Financiera al cierre de febrero de 2013, los activos administrados por las Sociedades Fiduciarias presentaron un crecimiento de 25% frente al mismo mes de 2012, lo cual permitió alcanzar un saldo de $259 billones representados en 18.327 contratos de fiducia, cifra que equivale al 37% del PIB. En América Latina, Colombia es referente para otros países en cuanto a la legislación, la jurisprudencia y el desarrollo de los negocios fiduciarios.

PRODUCTOS FIDUCIARIOS

Los contratos fiduciarios se diferencian según las actividades que se le encomiendan a la Sociedad Fiduciaria, dependiendo del tipo de bienes que sean entregados y de la finalidad que con ellos se persiga. De esta forma, se agrupan en cinco tipos de productos fiduciarios, según lo establecido por la Superintendencia Financiera:

  • Fiducia de Administración: negocio en virtud del cual el Fideicomitente entrega bienes a la Sociedad Fiduciaria, con o sin transferencia de la propiedad, para que los administre y desarrolle la gestión encomendada, destinándolos junto con los respectivos rendimientos, si los hubiere, al cumplimiento de la finalidad señalada.
  • Fiducia de Inversión: Negocio en el cual la Sociedad Fiduciaria tiene como finalidad invertir los recursos entregados por el Fideicomitente de acuerdo con las instrucciones impartidas.
    • Fiducia de Garantía: Negocio en el cual el fideicomitente entrega uno o varios bienes a la Sociedad Fiduciaria, para que sirvan de garantía en el cumplimiento de obligaciones propias o de terceros establecidas en el contrato y para que ejecute la garantía en caso de incumplimiento de los deudores garantizados.
    • Fiducia Inmobiliaria: Negocio fiduciario que tiene como finalidad la administración de recursos y bienes relacionados con un proyecto inmobiliario, o la administración de los recursos asociados al desarrollo y ejecución de dicho proyecto, de acuerdo con las instrucciones señaladas en el contrato. Dentro de las modalidades de este tipo de fiducia, se encuentran los negocios de preventas, en los cuales la obligación principal de la sociedad fiduciaria es realizar el recaudo de los dineros provenientes de la promoción y consecución de las personas interesadas en adquirir inmuebles dentro de un proyecto inmobiliario. Para ello, la fiduciaria recibe los recursos, los administra e invierte mientras se cumplen las condiciones establecidas para destinarlos al desarrollo del proyecto inmobiliario.
    • Fiducia con recursos del sistema general de seguridad social y otros relacionados: Es el negocio fiduciario que consiste en la entrega de sumas de dinero o bienes a una sociedad fiduciaria, transfiriendo o no su propiedad, para que ésta los administre y desarrolle la gestión encomendada por el constituyente. Dentro de este grupo se encuentra la administración de Pasivos Pensionales y los recursos de la seguridad social (salud y riesgos profesionales).

    ¿Quién te puede prestar este servicio?

    ¿Quién te puede prestar este servicio?

    Para constituir un negocio fiduciario, la Ley colombiana habilita únicamente a las Sociedades Fiduciarias. Para mayor información sobre posibilidades de negocio, contacte la Fiduciaria de su preferencia en el siguiente link: http://www.asofiduciarias.org.co/afiliados

    aaa
    aaa
    aaa
    aaa

    • Confianza: en virtud de la cual el fideicomitente contrata a al fiduciario para que con sus conocimientos profesionales y técnicos gestione la finalidad determinada por aquel.
    • Una finalidad que cumplir: La finalidad debe estar estipulada en el respectivo contrato en forma clara y precisa
    • Un gestor profesional: la sociedad fiduciaria tramita profesionalmente los negocios fiduciarios que le encomiendan sus clientes, de conformidad con las instrucciones impartidas por estos en el acto constitutivo y con los señalamientos de las normas legales
    • Entrega o transferencia de bienes: por ser de carácter real el negocio fiduciario requiere para el perfeccionamiento del mismo y cumplimiento de la finalidad, que el constituyente o fideicomitente le haga entrega de los bienes, cuando se trata de encargos fiduciarios, o le transfiera la propiedad de los mismos, cuando se constituye fiducia mercantil.
    • Constitución de un patrimonio autónomo: los bienes transferidos al fiduciario por el fideicomitente a título de fiducia mercantil constituyen un patrimonio autónomo afecto a la finalidad del contrato.
    • Separación contable y patrimonial absoluta de los bienes: el fiduciario debe mantener separados patrimonial y jurídicamente los bienes entregados en encargos fiduciarios o transferidos a título de fiducia mercantil del resto de los activos de su propio patrimonio y de los que corresponden a otros negocios fiduciarios. En virtud de lo anterior, deberá llevar cuentas independientes de cada uno de los negocios y también de su propio patrimonio.
    • Clasificación por tipo de negocio fiduciario: De acuerdo con lo previsto por la Superintendencia Financiera, los negocios fiduciarios se clasifican en: Fiducia de administración; fiducia inmobiliaria; fiducia con fines de garantía; Fiducia de inversión; fiducia con recursos del sistema de seguridad social y otros relacionados.

    *Fuente: Guía Jurídica de los Negocios Fiduciarios – LEGIS.

    • El Fiduciante o fideicomitente: Es el cliente de la Sociedad Fiduciaria, quien le encomienda una gestión determinada. Es aquel que transfiere o entrega los bienes objeto del contrato. Indica la finalidad del contrato y suministra las instrucciones a la Sociedad Fiduciaria.
    • Sociedad Fiduciaria: Son entidades de servicios financieros; sociedades anónimas autorizadas y sujetas a la inspección, control y vigilancia de la Superintendencia Financiera de Colombia. Administra los activos de acuerdo con las instrucciones establecidas por el fideicomitente y las normas vigentes
    • Beneficiario: Persona que debe recibir los bienes transferidos junto con sus frutos y rendimientos al finalizar el contrato. Puede ser el mismo Fideicomitente o un tercero designado por éste.